INFORME ESPECIAL: Cifras del Comercio Exterior Boliviano - 1er. Semestre de 2022
22 NOVIEMBRE

BIOTECNOLOGÍA

Nuevas hojas de ruta tecnológicas dirigen la investigación sobre alcoholes y ácidos de base biológica

Nuevas hojas de ruta tecnológicas dirigen la investigación sobre alcoholes y ácidos de base biológica

Los mapas de ruta o roadmaps tecnológicos son herramientas de inteligencia estratégica que se utilizan para orientar la agenda de prioridades y la cartera de proyectos de una empresa. Un estudio de Embrapa Agroenergía prospeccionó las demandas de 20 empresas para los mercados de solventes, polímeros, pinturas y recubrimientos, cosméticos e higiene personal, productos farmacéuticos, alimentos, bebidas y piensos.



La búsqueda de procesos sustentables, con menor demanda energética y menos nocivos para el medio ambiente, debe orientar a la industria química en los próximos diez años en la producción de alcoholes y ácidos carboxílicos, materias primas para diversas industrias. Esa fue una de las conclusiones de un amplio estudio realizado por  Embrapa Agroenergia (DF) que generó mapas de rutas tecnológicas para 20 tipos de alcoholes y 31 ácidos carboxílicos. Los principales datos están disponibles en la web del Observatorio de Tendencias en Combustibles y Bioproductos.

A partir de distintas fuentes como noticias, patentes, publicaciones científicas y entrevistas a profesionales del ramo, el trabajo buscó esbozar un panorama del sector a corto, mediano y largo plazo y anticiparse al mercado. “El estudio también mapeó las principales fuentes de materias primas, los procesos tecnológicos, las posibles áreas de aplicación en el mercado y las empresas que ya trabajan con esos materiales”, dice la analista  Melissa Braga, de Embrapa, responsable por el trabajo que contó con financiamiento de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Distrito Federal (FAP-DF).

Los roadmaps tecnológicos (o Technology Roadmapping Method  – TRM) son herramientas de inteligencia estratégica ampliamente utilizadas en el ambiente empresarial con fines de planificación y, en el caso de Embrapa, se intenta consolidar informaciones contenidas en diferentes fuentes para orientar el trabajo de investigación, alineándolas con las tendencias y demandas del mercado.

“Embrapa Agroenergía acompaña sistemáticamente la evolución de algunos temas relacionados con la agregación de valor a la biomasa lignocelulósica”, informa Braga, que destaca que la elección de los primeros temas, alcoholes y ácidos carboxílicos, tuvo como punto de partida el mapa estratégico de acción de Embrapa Agroenergía. Para dibujar los mapas, el equipo optó por utilizar un método prospectivo semicuantitativo para identificar y priorizar las tecnologías emergentes, en los horizontes de corto, mediano y largo plazo. 

“El trabajo realizado por el equipo ayudará a la gestión de la Unidad a establecer estrategias y orientar las investigaciones hacia futuros probables”, dice la investigadora  Mônica Damaso, responsable del Observatorio de Tendencias en Biocombustibles y Bioproductos (OTBB) de Embrapa Agroenergia. Dámaso informa que estos escenarios se enmarcan en la llamada bioeconomía, el conjunto de actividades económicas en las que la biotecnología hace un aporte central a la producción primaria ya la industria. 

Esta definición es de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “La  hoja de ruta  es una especie de guía que ayuda a los equipos a trazar los caminos más eficientes y rentables para la empresa. Es una herramienta visual utilizada por empresas de todos los tamaños y segmentos para encaminar nuevos proyectos”, agrega Dámaso.

Según Bruno Laviola, jefe de Investigación y Desarrollo de Embrapa Agroenergía, las informaciones obtenidas han sido utilizadas para gestionar la programación de proyectos enfocados a generar tecnologías competitivas, en un ambiente que tiene la innovación como premisa fundamental. Además, estos estudios se utilizan en la elaboración de compromisos que componen la Agenda Institucional y en la definición de entregas de corto, mediano y largo plazo de insumos de base renovable para la agroindustria brasileña.

Nuevos procesos

“La búsqueda de procesos sostenibles, con menor demanda energética y menos nocivos para el medio ambiente, los denominados 'procesos biotecnológicos', vuelve a ser objeto de investigación como vía alternativa para la obtención de productos ecológicos. A ese factor se suma la rápida evolución de la biotecnología, que amplía las posibilidades de nuevos productos a partir de la bioconversión o que reexamina bioprocesos abandonados, en busca de la viabilidad económica de productos con interés comercial”, explica Braga.

El resultado del trabajo prospectivo mostró que la bioconversión (procesos fermentativos o enzimáticos) debería ser la responsable de la conversión más eficiente de las materias primas en alcoholes y ácidos útiles para el mercado, de una forma más selectiva y respetuosa con el medio ambiente. 

Hojas de Ruta Alcoholes y Ácidos 

El equipo de Embrapa Agroenergía elaboró ​​dos rutas tecnológicas: una para alcoholes y otra para ácidos carboxílicos. Ambos son compuestos ampliamente utilizados en la industria de alimentos, bebidas y cosméticos, y también se pueden combinar con otros compuestos para su uso en una variedad de productos químicos. 

Para ambos mapas se trazó el rumbo tecnológico de los principales productos, materias primas y procesos para los mercados de solventes, polímeros, pinturas y recubrimientos, cosméticos y cuidado personal, productos farmacéuticos, alimentos y bebidas.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 22 de noviembre de 2022

Fuente: EMBRAPA

Atrás