Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
26 JULIO

BIOTECNOLOGÍA

Biotecnología en la agricultura Argentina

Biotecnología en la agricultura Argentina

«Actualmente, el maíz Bt ocupa el 91% del área sembrada de maíz en Argentina. Más recientemente, la edición de genes ha comenzado a utilizarse para mejorar el fitomejoramiento».



Maria Fabiana Malacarne es agrónoma, magíster en fitomejoramiento y doctora en filosofía de la ciencia. Actualmente, Malacarne es gerente de asuntos regulatorios de la Asociación de Productores de Semillas de Argentina (Asociación de Semilleros Argentinos) y miembro de los comités de evaluación de OGM en Argentina.

AgriBrasilis – ¿Cómo se utiliza la biotecnología en la producción de semillas?

Fabiana Malacarne – Se utiliza para acelerar los procesos de reproducción, por ejemplo, con selección asistida por marcadores moleculares. Esta herramienta permite una mejor reducción de tiempo y ahorro de costos, ya que solo las plantas que tienen la característica de interés son llevadas al campo para su prueba.

Otra herramienta biotecnológica utilizada es la ingeniería genética, para introducir en las plantas características que serían difíciles de obtener por otros métodos de mejoramiento (cruzamiento y selección, inducción de mutaciones, etc.), como la resistencia a insectos. Esto se logra mediante la introducción de genes de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis (Bt) en las plantas. Estos genes producen proteínas que son tóxicas para un grupo de plagas de insectos (lepidópteros), pero son inofensivas para humanos y animales domésticos, por lo que se puede lograr un mejor control de plagas y se puede reducir el uso de insecticidas químicos.

Actualmente, el maíz Bt ocupa el 91 % del área sembrada de maíz en Argentina. Más recientemente, la edición de genes comenzó a usarse para el mejoramiento de plantas. Si bien hay muchos desarrollos potenciales, ninguno de ellos es comercial hasta ahora en el país.

Como vemos, la biotecnología presenta múltiples herramientas que, solas o combinadas, son útiles para lograr el objetivo de obtener nuevas variedades que respondan a las necesidades del agricultor, la industria y el consumidor.

AgriBrasilis  -¿Cuál es el nivel de adopción de cultivares Bt en Argentina? ¿Hay casos de desarrollo de resistencia?

Fabiana Malacarne- Además de aproximadamente el 91 % del maíz, el 20 % de la soja y el 100 % del algodón sembrados en Argentina contienen proteínas Bt.

En la cosecha 2013/2014 tuvimos el primer caso de resistencia en el país, limitado a un área específica en el norte de la Provincia de São Luís. La plaga del barrenador del tallo (Diatraea saccharalis) desarrolló resistencia a las proteínas Cry 1F y Cry 1A.105. Producto del plan de mitigación implementado, del trabajo conjunto de la industria semillera, agricultores de la zona y organismos reguladores, ahora es posible (luego de 9 cosechas) seguir produciendo maíz de manera sostenible y rentable en la zona. La resistencia está instalada en esa zona, pero no se ha extendido al resto del país.

También se informó resistencia del gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) a la proteína Cry 1F en toda la zona de maíz.

AgriBrasilis – La reciente aprobación del trigo transgénico es un ejemplo de biotecnología. ¿Qué otros ejemplos hay?

Fabiana Malacarne – En Argentina, aprobamos cultivos transgénicos en maíz, soja y algodón (tolerancia a herbicidas, resistencia a insectos y ambos rasgos “apilados”), trigo tolerante a la sequía, papa resistente a virus, alfalfa tolerante a herbicidas con menor contenido de lignina y cártamo que produce quimosina (agricultura molecular). La lista completa de eventos aprobados se puede encontrar en la siguiente tabla.

AgriBrasilis – En entrevista con AgriBrasilis, el representante de la industria brasileña de procesamiento de trigo afirmó que no importarían trigo transgénico. ¿Cuál es tu percepción al respecto?

Fabiana Malacarne – El trigo transgénico ha superado todas las evaluaciones de bioseguridad exigidas por el sistema regulatorio (seguridad ambiental y alimentaria) y ha demostrado ser tan seguro para el cultivo y consumo como las variedades convencionales. Sumado a esto, si le da ventajas al agricultor en ambientes secos, tendremos más producción de trigo por hectárea en ambientes marginales o en años de sequía. Es un buen ejemplo de cómo la mejora genética puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático y contribuir a producir más alimentos para cumplir los objetivos de desarrollo sostenible de la FAO.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 26 de julio de 2022

Fuente: AgriBrasilis

Atrás