CIFRAS DEL COMERCIO EXTERIOR BOLIVIANO 2022
22 OCTUBRE

AGROBIOTECNOLOGÍA

Estas fresas son las primeras plantas alimenticias modificadas genéticamente de Noruega

Estas fresas son las primeras plantas alimenticias modificadas genéticamente de Noruega

Usando las tijeras genéticas CRISPR, los investigadores han modificado genéticamente las plantas de fresa para hacerlas más resistentes. Las plantas de fresa modificadas genéticamente pueden ser menos propensas a las enfermedades fúngicas, por lo que la necesidad de pesticidas es menor.



El investigador Tage Thorstensen y su equipo en NIBIO, como los primeros en Noruega, lograron utilizar la tecnología CRISPR para eliminar los llamados genes de susceptibilidad en las fresas silvestres. Estos genes hacen que las plantas sean más vulnerables a las enfermedades, especialmente a las enfermedades fúngicas.

La herramienta de edición genética CRISPR ha sido llamada la invención del siglo. Recientemente, Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna recibieron el Premio Nobel de Química por el desarrollo de CRISPR.

La tecnología se llama "tijeras". Con este método, los investigadores pueden eliminar, agregar o reemplazar fragmentos de ADN según se desee, en todo tipo de organismos vivos, desde microorganismos hasta plantas y humanos.

Los investigadores esperan que CRISPR pueda convertirse en una herramienta para resolver desafíos relacionados con la seguridad alimentaria, el clima y la sostenibilidad. La llamada terapia génica también permite reparar o compensar defectos genéticos en las células de personas enfermas.

Avance antes del verano

- El Premio Nobel fue muy merecido y muy esperado. CRISPR ya ha ganado una enorme importancia en la investigación y el desarrollo, y tendrá un impacto enorme para todos nosotros en un futuro cercano, dice Tage Thorstensen.

Él y sus colegas han intentado editar genes de lechuga, pero han trabajado durante mucho tiempo para desarrollar su propia herramienta CRISPR para fresas. A principios de este verano llegó el momento eureka. Pudieron cambiar el gen que es dañino para la planta.

- Fue un gran momento porque significó que podíamos hacer un corte exacto en el gen que queríamos, dice Thorstensen.

Explica que el desafío era introducir las moléculas CRISPR en las células vegetales. Las fresas son una planta mucho más difícil de trabajar que otras plantas modelo utilizadas en la investigación.

Los investigadores de NIBIO han modificado genéticamente plantas de fresa a nivel celular anteriormente, pero esta es la primera vez que toda la planta ha sido modificada genéticamente y que el cambio podría heredarse a la próxima generación.

Más respuestas en un mes

Thorstensen está entusiasmado con la posibilidad de que las bayas modificadas genéticamente sean más resistentes al moho gris, la enfermedad fúngica que causa un gran daño a las fresas. En la actualidad, los investigadores tienen entre 50 y 60 plantas que crecen en espacios de crecimiento aprobados para organismos genéticamente modificados, OGM.

Las plantas en el Centro de Investigación de Plantas Reguladas por el Clima (SKP) en NMBU ahora se analizan y se exponen a experimentos de infección. Durante el desarrollo, los investigadores buscan cambios en las propiedades de las plantas.

Estos experimentos también forman parte de la tesis de maestría de Oskar Schnedler Bjorå. El alumno realiza los experimentos de infección con moho gris.

Es de esperar que la respuesta esté disponible en un par de meses. Estas plantas serán entonces completamente comunes e imposibles de distinguir de otras plantas de fresa, excepto que tienen la mutación que queremos.

Con la tecnología CRISPR, los investigadores pueden realizar estos cambios de forma rápida y precisa. La alternativa es cruzar variedades de fresa y criar durante muchos años.

- Si desarrollamos propiedades contra las enfermedades fúngicas, es fantástico, pero también estamos muy contentos de haberlo conseguido tecnológicamente. Este es un conocimiento que podemos utilizar a mayor escala, en varios tipos de plantas y que puede beneficiar a los agricultores noruegos, dice Thorstensen.

Él enfatiza que tales plantas podrán reducir considerablemente el uso de pesticidas.

- Esto hará que la producción sea más sostenible y rentable. Y si tenemos éxito con las fresas, también podemos hacerlo en patatas, cereales y otras plantas, dice.

Experimente con plantas de jardín no deseadas

Thorstensen dice que otros investigadores de NIBIO han utilizado la tecnología CRISPR. Él mismo está involucrado en otro proyecto, uno sobre plantas de jardín en colaboración con una propiedad conjunta de viveros, Eliteplanter.

- En este proyecto, intentamos esterilizar cinco plantas de jardín, para que no se propaguen en la naturaleza noruega. Con la tecnología CRISPR, eliminamos los genes que hacen que las plantas sean fértiles.

Las cinco plantas están en la lista negra y, según el banco de datos de especies, son un peligro para la naturaleza. Si los investigadores tienen éxito, estas plantas pueden volverse menos dañinas para la naturaleza noruega.

Presiona a las autoridades

Ahora Thorstensen espera que el Premio Nobel también ayude a presionar a las autoridades de todo el mundo. Porque CRISPR puede ser mucho más que una herramienta para curar enfermedades.

- Para las plantas, este es solo un nuevo método de hacer mutaciones. Desde las décadas de 1930 y 1940, se le ha permitido realizar mutaciones con radiación y sustancias químicas que producen muchos e inexactos cambios en el material genético, incluso fuera de los genes que desea cambiar.

- ¿Por qué no deberíamos poder utilizar la mejor tecnología que sea mucho más precisa y que no cree mutaciones donde no debería? Es realmente completamente incomprensible, dice.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 22 de octubre de 2020

Fuente: Forskning

Atrás

También puede interesarte leer


´