31 ENERO
Cultivos transgénicos alimentan al ganado europeo

Cultivos transgénicos alimentan al ganado europeo



El ganado, un sector prioritario

El sector ganadero europeo representa aproximadamente el 40 % de la producción agrícola total de la UE. Se calcula que unos cinco millones de ganaderos europeos crían animales para la producción alimentaria, con un valor de aproximadamente 160.000 millones de euros. Cada año, necesitan aproximadamente 480 millones de toneladas de pienso para alimentar a sus animales. La UE es el segundo importador de materias primas para la alimentación animal del mundo, después de China, y muy por delante de los EE.UU. y Brasil.

Dependencia de la UE de la importación de proteínas

La UE depende en gran medida de la importación de alimentación animal con alto contenido proteico (aproximadamente el 70 %), especialmente de habas y harina de soja.

Dado el crecimiento actual de la población mundial y el aumento del consumo de carne per cápita, existe una demanda creciente de fuentes de proteína. Esto plantea dudas sobre cómo vamos a encontrar en el futuro fuentes sostenibles de proteína para piensos. En este contexto, muchos consideran la escasez europea de producción de materias para piensos ricas en proteína como un problema importante de seguridad alimentaria. Por eso, impulsar la producción de proteínas y el cultivo de plantas leguminosas en la UE se ha convertido en uno de los objetivos recurrentes de la Política Agrícola Común (PAC). Actualmente, la PAC ofrece pagos y beneficios asociados voluntarios en el plan ecológico para impulsar los cultivos de proteína en Europa. Se espera que la nueva PAC defina una estrategia ambiciosa para promover estos cultivos y reducir al mismo tiempo la dependencia de fuentes externas. No obstante, la producción europea está lejos de ser autosuficiente y continuará dependiendo en gran medida de las importaciones.

El pienso, el principal factor en términos de competitividad

Los ganaderos dependen de la disponibilidad de piensos de calidad a buenos precios. La mayoría de los costes de la ganadería están relacionados con el pienso, dado el gran volumen de piensos que se requieren. Aunque algunos ganaderos europeos, especialmente del sector lácteo, producen sus propios piensos en su explotación, la mayoría dependen en gran medida de los piensos que compran (ya sean materias primas para piensos o piensos compuestos). Según las previsiones agrícolas de la Comisión Europea, “se prevé que crezca la producción de cárnicos y lácteos de la UE. En lo que respecta a las aves, y en menor medida la carne de cerdo, el número de cifras relativas al ganado va a aumentar, mientras que la producción de lácteos aumentará principalmente su productividad”.

Consumo de piensos en la UE por tipo de animal en 2015/2016

En la UE, los piensos están destinados mayoritariamente a la producción de cerdos, y alcanzan un volumen de nueve millones de toneladas al año. Las raciones de pienso para el ganado bovino están compuestas fundamentalmente de los tres cereales principales, así como de harina de soja. Los pollos de engorde se alimenta con grandes cantidades de harina de soja.

Opinión de los ganaderos

Un estudio reciente realizado con ganaderos italianos, identificó los principales desafíos relativos a los piensos y la competitividad del sector. Los piensos representan más del 73 % de los costes totales de producción. De hecho, casi uno de cada tres ganaderos reconocieron que el coste de los piensos era la principal desventaja competitiva. Además, casi la mitad de los entrevistados mostraron una mayor apertura hacia los piensos procedentes de cultivos modificados genéticamente como una alternativa para mejorar la competitividad. Gracias a la innovación en fitogenética, los agricultores pueden sembrar variedades de cultivo con alto contenido proteico.

Tomado de la guía: El déficit proteico en la UE: Políticas comerciales y transgénicos

Publicado: 31 de enero de 2019

Fuente: Fundación Antama

Atrás

También puede interesarte leer