Los orígenes y la adaptación de las papas europeas reconstruidas a partir de genomas históricos



La papa, uno de los cultivos básicos más importantes, se origina en las tierras altas de los Andes ecuatoriales. Allí, las papas se propagan vegetativamente a través de tubérculos en días cortos, constantes durante todo el año. 

Después de su introducción a Europa en el siglo XVI, las papas se adaptaron a una estación de crecimiento más corta y a la formación de tubérculos en días largos. Aquí, trazamos la historia demográfica y adaptativa de la introducción de la papa en Europa. 

Con este fin, secuenciamos 88 individuos que comprenden variedades locales, cultivares modernos y muestras históricas de herbario, incluidos especímenes recolectados por Darwin durante el viaje del Beagle

Nuestros hallazgos muestran que las papas europeas recolectadas durante el período 1650–1750 estaban estrechamente relacionadas con las variedades locales andinas. Luego de su introducción a Europa, las papas se mezclaron con los genotipos chilenos. Identificamos genes candidatos supuestamente implicados en la adaptación previa de días largos, y mostramos que los 1650–1750 individuos europeos no fueron adaptados a través de variantes alélicas previamente descritas del gen CYCLING DOF FACTOR1

Tales variantes alélicas fueron detectadas en Europa durante el siglo XIX. Nuestro estudio destaca el poder de combinar genomas contemporáneos e históricos para comprender la compleja historia evolutiva de la adaptación de cultivos a nuevos entornos.



Tamaño: 4,50

Publicado: 02 de julio de 2019

Fuente: Nature Ecology & Evolution

Descargar documento