Cuando la política cumple con la práctica: El dilema para la orientación sobre la evaluación de riesgos en virtud del Protocolo de Cartagena sobre seguridad de la biotecnología



La Conferencia de las Partes que actúa como reunión de las Partes (COP-MOP) del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología del Convenio sobre la Diversidad Biológica decidió años atrás emprender el desarrollo de una guía sobre evaluación de riesgos de organismos vivos modificados (OVM) resultante de biotecnología moderna, con el fin de ayudar a las Partes en el protocolo a realizar evaluaciones de riesgo de acuerdo con los principios y la metodología descritos en el mismo. 

Después de muchos años de trabajo a través de los grupos ad hoc de expertos técnicos (AHTEG) y las discusiones abiertas en los foros en línea, que incluyen un extenso proceso para probar y revisar el documento de orientación, la COP-MOP no decidió respaldar la última versión del documento cuando finalmente se les presentó. 

El hecho de no lograr el consenso de que la guía, tal como había evolucionado, es relevante y útil, además se considera un posible revés para muchas Partes en el protocolo con poca o ninguna experiencia con la evaluación de riesgos. Existen varias razones para la falta de éxito en este intento de desarrollar una guía útil sobre la evaluación de riesgos, incluyendo un propósito mal definido y cambiante, experiencia extraviada y un proceso de prueba equivocado, en su mayoría perpetuado por las restricciones de uso de los procesos de la Convención.

Estos problemas con el desarrollo de la Guía sobre la evaluación de riesgos de los OVM se exploran aquí en un esfuerzo por aclarar los errores que deben evitarse y las lecciones que se pueden aprender. Lo más importante es la necesidad de confiar en la expansión de experiencias pasadas y presentes con casos reales de evaluaciones de riesgo de los OVM, si se intenta realizar una nueva orientación sobre la evaluación de riesgos en virtud del Convenio y su protocolo.

Texto en inglés.



Tamaño: 1,44

Publicado: 25 de junio de 2019

Fuente: Frontiers in Bioengineering and Biotechnology

Descargar documento