Veintiún años de uso de maíz resistente a insectos (GM) en España y Portugal: contribuciones económicas y ambientales a nivel de granja



Este estudio evalúa los impactos económicos y ambientales que han surgido de la adopción y el uso de maíz resistente a insectos (IR) modificado genéticamente en España y Portugal en los 21 años desde que se sembró por primera vez en España en 1998.

Un total de 1,65 millones de hectáreas. se han sembrado en maíz con estas características desde 1998, con los agricultores que se benefician de un aumento en los ingresos de € 285,4 millones. Por cada 1 € extra gastado en esta semilla en relación con la semilla convencional, los agricultores han ganado € 4,95 adicionales en ingresos adicionales. 

Estas ganancias en los ingresos han surgido principalmente de rendimientos más altos (+ 11,5 % en los dos países que usan la tecnología). La tecnología de semillas ha reducido la fumigación con insecticidas en 678.000 kg de ingrediente activo (-37 %) y, como resultado, redujo el impacto ambiental asociado con el uso de herbicidas e insecticidas en estos cultivos (según lo medido por el indicador, el coeficiente de impacto ambiental (EIQ) en un 21 %. 

La tecnología también ha facilitado los recortes en el uso de combustible, lo que resultó en una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero del área de cultivo de maíz GM IR y contribuyó a ahorrar los escasos recursos hídricos.


Documento en inglés



Tamaño: 0,709

Publicado: 13 de junio de 2019

Fuente: GM Crops and Food

Descargar documento