Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
31 MAYO

CAMBIO CLIMÁTICO

Clima extremo incrementa niveles de toxinas en los alimentos, advierten científicos

Clima extremo incrementa niveles de toxinas en los alimentos, advierten científicos

En la lucha para hacer frente a las variaciones climáticas más extremas, una serie de cultivos alimenticios están generando más compuestos químicos que pueden causar problemas a la salud de las personas y del ganado que los consume, advierten los científicos



En la lucha para hacer frente a las variaciones climáticas más extremas, una serie de cultivos alimenticios están generando más compuestos químicos que pueden causar problemas a la salud de las personas y del ganado que los consume, advierten los científicos.

Un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) indica que los cultivos como el trigo y el maíz, están generando más toxinas, como una reacción de protección contra las condiciones meteorológicas extremas.

Sin embargo, estos compuestos químicos son perjudiciales para las personas y los animales si se consumen durante un período de tiempo prolongado, de acuerdo con un informe dado a conocer durante una reunión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Nairobi.

"Los cultivos están respondiendo a las condiciones de sequía y el aumento de la temperatura al igual que lo hacen los humanos cuando se enfrentan a una situación estresante", explicó Jacqueline McGlade, científico en jefe y director de la División de Evaluación y Alerta Temprana del PNUMA.

En condiciones normales, por ejemplo, las plantas convierten los nitratos que absorben en aminoácidos y proteínas nutritivas. Pero la prolongada sequía retrasa o impide esta conversión, facilitando que una cantidad de nitratos se vuelva potencialmente problemática cuando se acumula en la planta, según el informe.
Si la gente come demasiado nitrato en su dieta, este puede interferir con la capacidad de las células rojas de la sangre para transportar oxígeno al cuerpo, según el informe.

Los cultivos susceptibles a la acumulación de exceso de nitratos en momentos de estrés son el maíz, el trigo, la cebada, la soja, el mijo y el sorgo, indicó.

SEQUÍA, y luego lluvia

Algunos cultivos afectados por la sequía, cuando se exponen a grandes cantidades de lluvia repentinas, conducen a un rápido crecimiento, y a su vez, se acumulan cianuro de hidrógeno, más comúnmente conocido como ácido prúsico, según el informe.

El ácido prúsico -uno de los ingredientes utilizados en algunos tipos de guerra química- interfiere con el flujo de oxígeno en la sangre de los seres humanos. Incluso la exposición a corto plazo puede contribuir al debilitamiento de las personas, dijo McGlade.

Las plantas como la yuca, el lino, el maíz y el sorgo son más vulnerables a la acumulación peligrosa de ácido prúsico, según el informe.

Se reportaron casos por envenenamiento con nitrato o cianuro de hidrógeno en seres humanos, en Kenia en 2013 y en las Filipinas en 2005, dijo McGlade. En Kenia, dos niños murieron en la ciudad costera de Kilifi después de comer yuca, en la que se habían elevado los niveles de ácido prúsico, tras las lluvias extremas, según informaron los medios locales.

Las aflatoxinas, mohos que pueden afectar a los cultivos de plantas y aumentar el riesgo de daño hepático, el cáncer y la ceguera, así como retraso en el crecimiento fetos y recién nacidos, también se están extendiendo a otras zonas, como resultado de los cambios en los patrones del tiempo, producto del cambio climático, dijeron los científicos.

McGlade dijo que alrededor de 4,5 millones de personas en los países en desarrollo están expuestas a las aflatoxinas cada año, aunque las cantidades, en gran parte no tienen control ni monitoreo y las cifras van en aumento.

"Estamos empezando a reconocer la magnitud de la toxina, y a relacionarlo con dificultades a las que se enfrentan los agricultores en los países en desarrollo del trópico y sub-trópico", señaló el informe.

"A medida que las zonas climáticas más cálidas se expanden hacia los polos, los países en regiones más templadas se enfrentan a nuevas amenazas", agregó.

En 2004, Kenia sufrió graves brotes de intoxicación por aflatoxinas, que afectó a más de 300 personas y mató a más de 100, después de una sequía prolongada, según el Instituto Internacional de Investigación Pecuaria.

RIESGO EN EUROPA

El informe del PNUMA dijo que Europa estará en riesgo, cada vez mayor, por las aflatoxinas en los productos cultivados localmente si la temperatura global se eleva al menos 2 grados centígrados. El mundo se encuentra actualmente, en una ruta hacia un aumento de la temperatura de más de 3 grados Celsius, estiman los científicos.

Un aumento en compuestos tóxicos en los cultivos, probablemente tendrá un impacto en gran medida sobre los sistemas de salud del mundo, que ya están luchando con los efectos de la inseguridad alimentaria, dijo Dorota Jarosinska, del Centro Europeo de la Organización Mundial de la Salud para el Ambiente y la Salud, en una entrevista con la Fundación Thomson Reuters.
Alex Ezeh, director ejecutivo del Centro de Investigación de Salud y Población de África, dijo que el aumento de toxinas en los cultivos es una gran preocupación.

"Los cultivos tóxicos pueden conducir a enfermedades neurológicas entre los seres humanos, pero el mayor desafío es la incidencia de cáncer", dijo en una entrevista.

El informe propone una lista de ocho ideas que los agricultores y expertos agrícolas pueden adoptar para tratar de limitar el daño de más toxinas de cultivos, tales como el mapeo de puntos calientes de contaminación y generar una mejor evidencia acerca de lo que está ocurriendo ahora con las toxinas en su área.

Los científicos también sugieren, que el desarrollo de variedades de cultivos diseñados para hacer frente a las condiciones meteorológicas extremas, podrían ayudar a reducir los niveles de sustancias químicas tóxicas en los alimentos.

"Los centros de investigación con el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR) están desarrollando semillas que son adecuadas para las diferentes regiones que se han visto afectados por el cambio climático", dijo McGlade.

(Reporte de Kagondu Njagi; editado por Laurie Goering:; favor dar crédito a la Fundación Thomson Reuters, el brazo caritativo de Thomson Reuters, que cubre noticias humanitarias, el cambio climático, derechos de la mujer, la trata y los derechos de propiedad Visita. News.trust.org/climate ).

Publicado: 31 de mayo de 2016

Fuente: Reuters.

Atrás