Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
10 SEPTIEMBRE

CAMBIO CLIMÁTICO

La energía eólica alemana se detiene en medio de la resistencia pública y los obstáculos regulatorios

La energía eólica alemana se detiene en medio de la resistencia pública y los obstáculos regulatorios

El Ministerio de Economía alemán ha celebrado una cumbre para discutir una dramática desaceleración en el sector de la energía eólica que amenaza los objetivos climáticos acordados. Los problemas se deben a errores de política y a la creciente resistencia pública.



En los parques eólicos Ketzin 1 y Ketzin 2 cerca de la pequeña ciudad de Nauen, a unos 50 kilómetros (31 millas) al oeste de Berlín, casi 200 turbinas eólicas están zumbando suavemente con la brisa de fines de verano. Los dos parques eólicos se encuentran entre los más grandes y antiguos de Alemania, generan aproximadamente 48 megavatios (MW) de electricidad y satisfacen las necesidades de energía de aproximadamente 20.000 personas. Pero en estos días, las granjas se enfrentan a vientos en contra inesperados.

"Mientras no se hayan estudiado a fondo los riesgos para la salud de las emisiones de infrasonidos de las turbinas eólicas y no se resuelva el problema de cómo almacenar el exceso de electricidad, estamos en contra de la implacable acumulación de parques eólicos", dice Volkmar Richter, un miembro de la rama local del Partido Democrático Libre (FDP), favorable a las empresas.

Richter está activo en un grupo de presión local que protesta por la extensión planificada de los parques eólicos por otras 15 turbinas. El grupo lanzó una demanda contra el plan, alegando que las nuevas instalaciones se construirían demasiado cerca de la aldea de Falkenrehde, situada a solo 600 metros (656 yardas) de distancia, y que las turbinas amenazarían a las rapaces de cometas rojas que se reproducen en el área.

Las acciones legales contra los proyectos alemanes de energía eólica se han multiplicado en los últimos años, lo que ha llevado a una disminución dramática en el número de nuevos parques eólicos en tierra.

Puestos de conducción de energía eólica 

En toda Alemania, solo 35 nuevos molinos de viento con una producción combinada de solo 290 MW se instalaron en el primer semestre de 2019, una disminución de más del 80 % en comparación con el mismo período del año pasado y el total más bajo en casi dos décadas. En 2018, Alemania instaló turbinas eólicas con una capacidad total de 2.800 MW. Eso en sí mismo fue una fuerte caída desde 2017, cuando Alemania agregó más de 5,000 MW de capacidad eólica en tierra. 

"La situación en el sector de la energía eólica es una catástrofe. Estamos enfrentando la acumulación de capacidad más lenta en los últimos 20 años, mientras que el gobierno al mismo tiempo afirma apoyar e implementar plenamente los objetivos climáticos de París", dice Reiner Priggen, ex diputado de los Verdes y ahora cabildero principal de energía eólica para la Asociación de Energías Renovables de Alemania. 

Según el plan a largo plazo del gobierno alemán, se supone que la energía renovable representará al menos el 65 % de las necesidades de electricidad del país para 2030, frente al 44 % actual. La energía eólica, que se espera se convierta en el componente más importante en la combinación energética futura del país, representó más de una cuarta parte de la producción de electricidad en 2019. La energía solar, por el contrario, contribuyó solo con el 10 %. Según un estudio reciente del grupo de presión Agora Energiewende, alrededor de las tres cuartas partes de la capacidad adicional necesaria para 2030 tendrá que provenir del viento.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 10 de septiembre de 2019

Fuente: DW

Atrás