Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
27 AGOSTO

CAMBIO CLIMÁTICO

El mito del metano: por qué las vacas no son responsables del cambio climático

El mito del metano: por qué las vacas no son responsables del cambio climático

Desde eructos de vacas al pastoreo de ovejas, cuando se trata de calentamiento global del dedo de la culpa es siempre apuntando a la industria ganadera en estos días.



La agricultura animal está haciendo que aumenten las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), dicen los críticos, y si nos tomamos en serio el tema del cambio climático, entonces debemos eliminar la carne roja de nuestras dietas y cambiar la leche de vaca por jugos de nueces en nuestro té.

Es un argumento que ha ganado una gran cantidad de tracción, con más y más personas que adoptan dietas veganas en respuesta a informes repetidos, incluso de las Naciones Unidas, de que el ganado es un importante contribuyente a los problemas ambientales del mundo.

Pero aunque la agricultura animal no es de ninguna manera irreprochable en el debate sobre el calentamiento global, parece que el impacto de la industria en el medio ambiente no es tan significativo como sugieren los críticos.

El experto en calidad del aire Frank Mitloehner, profesor de ciencias animales en UC Davis en California, dice que el verdadero problema que enfrenta el sector ganadero es convencer a los consumidores y a los responsables políticos de que los animales no son los malos del desafío del calentamiento global.

Críticamente, dice que debería haber un replanteamiento urgente del metano para reconocer el verdadero impacto de la producción ganadera en el planeta, antes de que la reputación del sector se destruya para siempre.

Impacto exagerado

"Para aquellos que dicen que las vacas contribuyen con la mayor cantidad de emisiones de GEI, eso simplemente no es cierto", dice el profesor Mitloehner.

El impacto del ganado se ha exagerado enormemente, mientras que el principal culpable, el uso de combustibles fósiles, particularmente para el transporte, se ha dejado pasar desapercibido.

El problema se debe en parte a los métodos utilizados para calcular el impacto del ganado: el informe más importante de la ONU, Livestock-s Long Shadow, afirmó que el ganado es responsable del 18 % de las emisiones de GEI, pero la cifra calcula las emisiones a lo largo de toda la cadena de suministro, desde el uso de la tierra hasta procesamiento y refrigeración en supermercados.

Mientras tanto, las cifras de transporte, que se informan regularmente como el 28 % de todas las emisiones de GEI, solo tienen en cuenta las emisiones directas de los gases de escape, ignorando los procesos asociados con la maquinaria de fabricación o moviendo personas y productos.

El presupuesto de metano

Pero quizás más importante, sin embargo, es la falta de comprensión sobre el metano que se emite famoso en los eructos de las vacas, y cómo actúa en el medio ambiente.

Si bien el metano atrapa el calor 28 veces más que el dióxido de carbono, la vida útil del metano es de solo una década, mientras que el CO2, conocido como contaminante de larga duración, permanece en la atmósfera durante 1000 años.

Después de diez años, el metano se descompone en un proceso llamado oxidación de hidroxilo en CO2, entrando en un ciclo de carbono que ve el gas absorbido por las plantas, convertido en celulosa y comido por el ganado.

Para poner esto en contexto, cada año se producen 558 millones de toneladas de metano a nivel mundial, con 188 millones de toneladas procedentes de la agricultura. Casi toda esa cantidad, 548 millones de toneladas, se descompone a través de la oxidación y es absorbida por las plantas y los suelos como parte del efecto de hundimiento.El presupuesto global de metano muestra que casi todo el metano producido cada año, incluidas las 188 millones de toneladas de ganado, se desglosa Fuente: Proyecto Global de Carbono

Eso significa que siempre que no se agreguen nuevos animales al sistema, las plantas utilizan la misma cantidad de dióxido de carbono producido por el ganado durante la fotosíntesis.

"Eso no quiere decir que el ganado no tenga impacto en el clima, pero no estamos agregando calentamiento adicional", dice el profesor Mitloehner.

Disminución de la cantidad de ganado

De hecho, con la disminución del número de bovinos gracias al aumento de la eficiencia de producción y la mejora genética, el rebaño de carne de Estados Unidos se ha reducido en aproximadamente un tercio desde 1975, mientras que el número de bovinos lecheros ha disminuido de 25 ma 9 m en 70 años, la producción de metano del ganado en realidad está disminuyendo.

"Esta discusión es la piedra angular de desacreditar todo este bombo sobre por qué deberíamos comer menos proteína de origen animal", dice.

“Nunca hemos tenido rebaños y rebaños más pequeños que los que tenemos hoy, pero estamos produciendo la misma cantidad de carne que cuando teníamos un mayor número.

"Las personas que están vendiendo alternativas basadas en plantas están utilizando exageraciones, particularmente en torno al metano, y necesitan parar".

Utilizando tierra marginal

De los que afirman que las tierras agrícolas utilizadas para criar ganado deberían convertirse en tierras cultivables, el profesor Mitloehner es igualmente despectivo.

"Dos tercios de las tierras agrícolas del mundo son marginales, lo que significa que no se pueden usar para cultivar porque el suelo no es suficiente o no hay suficiente agua", dice. “Tenemos que usar esa tierra para el ganado rumiante, porque es la única forma de usarla.

“Quienes dicen que dejen de cultivar animales porque es mejor para el medio ambiente y la humanidad están diciendo efectivamente que eliminemos dos tercios de todas las tierras agrícolas. Es una tontería.

Para impulsar el cambio, la industria ganadera debe continuar aumentando las eficiencias de rendimiento, usar nuevas tecnologías para impulsar mejoras y, lo más importante, hablar sobre su trabajo, agrega. 

“Cada vez más personas hacen preguntas sobre sus alimentos, y los agricultores ya no pueden decir que no quieren hablar con los medios o el público. Los agricultores son los expertos, necesitan responderlos".

Una versión de este artículo apareció por primera vez en Farm Business.

Traducción: Cecilia González Paredes.

Publicado: 27 de agosto de 2019

Fuente: Medium

Atrás

También puede interesarte leer


´