Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
19 FEBRERO

AGROCIFRAS

Mil millones de acres de cultivos Bt, cero «consecuencias no deseadas»

Mil millones de acres de cultivos Bt, cero «consecuencias no deseadas»

Más de mil millones de acres de tierras agrícolas en todo el mundo se han utilizado para cultivar cultivos genéticamente modificados con proteínas de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis (Bt).



Justin Cremer

Las propiedades insecticidas de la proteína Cry contenida en los eventos Bt, permiten a los agricultores controlar las plagas sin tener que rociar sus campos con químicos dañinos. Pero el uso de cultivos Bt ha sido criticado por los opositores de la biotecnología agrícola que dicen que podrían tener efectos no deseados en organismos no blanco, incluidos los insectos que pueden no representar un peligro para los cultivos, pero se aprovechan de ellos. Esta amenaza percibida ha llevado a acusaciones de que los cultivos Bt dañan los ecosistemas.

Ahora, una revisión exhaustiva recientemente publicada en la revista Biological Control, concluye que en los más de 20 años en que los cultivos Bt se han cultivado en más de mil millones de acres, unos 247 millones de acres solo en 2017, no ha habido "efectos adversos no intencionados" para especies no blanco.

De hecho, los autores concluyen que "cuando los cultivos Bt reemplazan a los insecticidas químicos sintéticos para el control de plagas blanco, esto crea un entorno propicio para la conservación de los enemigos naturales".

La tecnología Bt se aplica principalmente a los cultivos de campo de maíz, algodón y soja y se ha adoptado ampliamente en gran parte del mundo. Estas variedades Bt están muy extendidas en América y Asia, pero mucho menos en Europa y África. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 80 % de todo el maíz y el 85 % del algodón tienen rasgos resistentes a los insectos, mientras que en Vietnam, tan solo el 4 % del maíz y solo el 6 % del maíz en Portugal tienen el gen Bt.

La berenjena Bt, conocida como brinjal en todo el sur de Asia, fue presentada a unos pocos agricultores en Bangladesh hace solo cinco años y ahora es cultivada por más de 27.000 agricultores en todo el país. Se ha demostrado que reduce la dependencia de los agricultores de Bangladesh de los insecticidas.

La historia de éxito de Bangladesh refleja los resultados globales del estudio de Control Biológico, que fue coautoría de investigadores en Suiza y los Estados Unidos, incluido el entomólogo de la Universidad de Cornell Anthony Shelton.

Los autores del estudio concluyen que "la eficacia de los cultivos transgénicos Bt para controlar plagas diana importantes", como los barrenadores que atacan el maíz, las lombrices que se alimentan del algodón y los barrenadores que diezman los rendimientos de la berenjena, ha sido "muy alta". No sólo eso, pero el estudio parece confirmar investigaciones recientes de que los cultivos resistentes a los insectos crean "un efecto de halo" que también beneficia a los agricultores que no usan los cultivos modificados.

"La adopción a gran escala de cultivos Bt en algunas partes del mundo ha llevado a supresiones en toda el área de la población objetivo de plagas que beneficia tanto a los agricultores que adoptaron la tecnología como a los que no", escribieron los investigadores.

Al concluir su estudio exhaustivo, los investigadores escribieron que los cultivos Bt proporcionan "un control biológico más eficaz tanto de las plagas blanco como de las no blanco" y reducen la necesidad de la aplicación de insecticidas.

"Las variedades transgénicas resistentes a los insectos no solo pueden ayudar a aumentar los rendimientos y brindar beneficios económicos a los agricultores, sino también mejorar la salud ambiental y humana", escribieron.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 19 de febrero de 2019

Fuente: Alliance for Science

Atrás

También puede interesarte leer


´