Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
04 DICIEMBRE

LEGISLACIÓN NORMATIVA

Francia: La Academia de Agricultura cuestiona el futuro de las nuevas biotecnologías

Francia: La Academia de Agricultura cuestiona el futuro de las nuevas biotecnologías

El 22 de noviembre, la Academia Francesa de Agricultura organizó un simposio dedicado al futuro de las nuevas biotecnologías en el campo de la agricultura y la alimentación. Con el objetivo de describir el campo de posibilidades, se reunieron investigadores del INRA, el sector privado, miembros elegidos del parlamento y creadores de innovaciones.



Muchos usos para agricultores y consumidores

Al comienzo de la jornada, Agnès Ricroch, directora de investigación de la Universidad de París-Orsay, destacó que la biotecnología ya forma parte del patrimonio gastronómico francés: ¡sin ello no habría queso! De hecho, el cuajo de queso, esencial, proviene principalmente de un hongo modificado: Aspergillus niger. De lo contrario, las enzimas deben extraerse de los estómagos de los terneros, una solución insuficiente para satisfacer la demanda e incompatible con la dieta vegetariana.

Para el investigador, las biotecnologías tienen intereses en múltiples áreas: fortalecimiento de la seguridad alimentaria y sanitaria, conservación de la naturaleza, transición energética, creación de nuevos empleos y otros. Estos avances científicos ya se han utilizado para una amplia variedad de proyectos: trigo libre de gliadina ("libre de gluten"), espinaca resistente al moho (sin necesidad de cobre o azufre, convencional u orgánico), hongos que no se oxiden (menos residuos de alimentos).

Michel Arbadji, uno de los gerentes de Calyxt, la subsidiaria de alimentos de Cellectis, confirma estas numerosas posibilidades. Se sabe que este último ha desarrollado un tratamiento experimental que ya ha salvado a los niños leucémicos. Antes de finales de 2018, Calyxt lanzará en los Estados Unidos una soja con alto contenido de ácido oleico, ya que reacciona mejor a las altas temperaturas (al freír) y no se vuelve rancio. Podemos usar este aceite por más tiempo y sin que el cuerpo humano absorba las grasas trans, las que son malas para la salud. La compañía también planea cultivar un trigo rico en fibra para el año 2020, reduciendo el riesgo de cáncer de colon.

Los avances en biotecnología no son solo en plantas directamente. También pueden afectar cómo se cultivan. En un momento en que la opinión pública desea reducir el uso de pesticidas tanto como sea posible, la búsqueda de alternativas se convierte en una prioridad. Emmanuelle Jacquin, director de investigación del INRA-Versailles especializada en insectos, destaca el potencial de las biotecnologías para desarrollar el control biológico (por ejemplo, feromonas capaces de engañar a los parásitos) o reducir las poblaciones de plagas gracias a las técnicas genéticas. Impulso (esterilización o reducción de la capacidad reproductiva o nutricional).

Entre las jóvenes empresas innovadoras invitadas, MicroPEP y Olmix desarrollan bioestimulantes capaces de reforzar la resistencia o el crecimiento de las plantas cultivadas. Ya no se trata de centrarse únicamente en la genética, sino también en la epigenética y cómo puede mejorar las técnicas agronómicas.

En Europa, una disminución de la investigación

Descubrimiento amargo para muchas partes interesadas (y parte del público), Francia ahora está completamente degradada a escala global, mientras que ella fue una pionera en biotecnología. La gran mayoría de los estudios ahora son publicados por equipos estadounidenses, chinos o coreanos. La generación más joven de investigadores del Viejo Continente, por lo tanto, se está alejando de estos temas o prefiere trabajar en el extranjero. En la sala de conferencias, los científicos de mayor edad han expresado su pesar por el abandono de líneas de investigación prometedoras.

La razón principal de esta caída en la investigación: un marco regulatorio particularmente restrictivo en Europa. La decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea este verano de clasificar la mutagénesis dirigida (que incluye la mayoría de las NBT: CRISPR-Cas9TALENZFN , etc.) como un conjunto de métodos relacionados con la La directiva de 2001 completa el fin de la investigación en Europa.

En cuestión, los magistrados se centraron en la supuesta falta de evaluación de riesgos, sin tener en cuenta las existentes. Citado por su colega Mylène Durand-Tardif, Fabien Nogué (Director de Investigación del INRA-Versailles) estimó que hubiera tomado 120,000 años para que una sola planta de tomate se desarrollara naturalmente en todo el mundo, es decir, al azar, resistencia contra el potyvirus. Algo que su laboratorio ha logrado hacer en el espacio de unos pocos años gracias a técnicas recientes.

El hallazgo de una falta de diálogo

Catherine Proccacia, senadora de Les Républicains y Jean-Yves Le Déaut, ex parlamentario socialista, autores de un informe del OPECST sobre nuevas biotecnologías, sienten que se han convertido en "víctimas expiatorias de las políticas ambientales". Para los dos parlamentarios electos, fueron sacrificados por razones de exhibición política por gobiernos sucesivos. Y esto, en detrimento de los beneficios que pueden aportar al medio ambiente, a la población humana y la lucha contra el cambio climático.

Esta opinión también se sintió en la conclusión de Jean-Claude Pernollet, Director de Investigación Retirado del INRA y ex Asesor Científico del Ministerio de Investigación. De manera más general, muestra la pérdida de confianza pública en la ciencia y la consideración igualitaria de la opinión pública y los hechos científicos por parte de los responsables públicos de la toma de decisiones.

Sin embargo, un fenómeno interesante ocurrió al cierre del simposio: un debate espontáneo entre el público. Sin intersecciones de divisiones generacionales (profesores retirados, estudiantes) o experiencia (biólogos, sociólogos), la sala acordó la necesidad de sacar el debate sobre biotecnología de la universidad, comenzando con el de la Academia. El desafío es recordar las realidades básicas: hambre, desnutrición, cambio climático, teniendo en cuenta los sentimientos de los ciudadanos que sienten que están experimentando la evolución de la ciencia y la tecnología.

En este sentido, Jean-Yves Le Déaut, uno de los arquitectos principales de las leyes de bioética francesas, destacó la importancia de organizar debates en las escuelas. Este diálogo ha permitido, en el caso de la bioética, lograr un consenso: los excesos pueden existir, pero vale la pena correr el riesgo de los beneficios.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 04 de diciembre de 2018

Fuente: Info NBT

Atrás

También puede interesarte leer


´ Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior

DESCARGUE GRATIS