Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
30 OCTUBRE

AGROCIFRAS

Brasil proyecta duplicar la producción de soya en diez años

Brasil proyecta duplicar la producción de soya en diez años

En el Cerrado brasileño tiene previsto sumar unas 70 millones de hectáreas más a la producción agrícola. ¿Qué prioridades para el agro plantea Bolsonaro?



Más de 60 % de la producción de granos de Brasil se produce en el Cerrado brasileño -una sabana-, un territorio de más de 2 millones de kilómetros cuadrados (24 % del espacio nacional), cuyo epicentro son los estados del norte y el noreste, encabezados por Bahía, Piauí, Tocantins, y Maranhao, el denominado Matopiba.

Esta es la nueva frontera agrícola de Brasil, y en ella se desarrolla el sector más intensivo en tecnología y capital de la economía brasileña -el agrobusiness-, cuyos niveles de productividad son entre un 30 % y un 40 % superiores en Matopiba que en el resto del país. La producción de soya en el Cerrado ha aumentado más de 150 % en los últimos 15 años, y se duplicaría en la próxima década.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que en realidad es la puja por el poder mundial en el siglo XXI, es posible que logre un acuerdo, al menos provisorio, en el encuentro que tendrán en Buenos Aires en el marco del G-20 Donald Trump y Xi Jinping, los líderes de las dos súper potencias.

Pero el conflicto entre China y Estados Unidos, cualquiera sea su desenlace, ya ha producido cambios irreversibles en la producción mundial de soya, ante todo en Brasil, convertido en el principal exportador de soya en el mundo en el ciclo 2018/2019.

El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, ha anunciado que Brasil duplicará la producción de soya en los próximos 10 años, con el objetivo de satisfacer la demanda de la República Popular. Esto implica duplicar o triplicar la superficie sembrada en el Cerrado, abarcando otras 70/75 millones de hectáreas.

Hay que agregar que el próximo gobierno de Brasil encabezado por Jair Bolsonaro, que asume el poder político el 1 de enero de 2019, tiene uno de sus sustentos fundamentales en el Congreso de Brasilia en el Frente agroalimentario que cuenta con una poderosa bancada de más de 270 parlamentarios, esenciales para asegurar la gobernabilidad del país.

El agrobusiness es el sector más competitivo de la economía brasileña, y el responsable directo del extraordinario superávit comercial de unos U$S 70.000 a U$S 75.000 millones que tendrá este año; y que le ha permitido al Banco Central de Brasilia disponer de reservas por más de U$S 380.000 millones.

No hay ningún inconveniente para que la economía brasileña no crezca 3% anual o más en 2019 con el nuevo gobierno. El ministro de Agricultura de Bolsonaro surgirá de las filas del Frente Parlamentario de Agronegocios, y unificará la cartera con el Ministerio de Medio Ambiente, que es el reducto central de los ecologistas.

La producción de soya tiene un nivel de productividad comparable al de Estados Unidos en los estados del norte y noreste; y se acerca, e incluso supera, los rendimientos promedios estadounidenses de 3.730 kilos por hectárea.

La única restricción que enfrenta Brasil para producir soya en el Cerrado es el carácter ruinoso o inexistente de la infraestructura y la logística (puertos, ferrovías, carreteras adecuadas y almacenes suficientes).

El desarrollo de la infraestructura es una prioridad absoluta para el gobierno de Bolsonaro, y el nuevo ministro del ramo será el general Oswaldo Ferreira, jefe del sistema de transporte del ejército de Brasil, y una de las figuras más calificadas de la institución.

Publicado: 30 de octubre de 2018

Fuente: Clarín Rural

Atrás

También puede interesarte leer


´ Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior

DESCARGUE GRATIS