Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
30 OCTUBRE

AGROBIOTECNOLOGÍA

¿Pueden las semillas de algodón tóxicas en su momento ayudar a alimentar al mundo?

¿Pueden las semillas de algodón tóxicas en su momento ayudar a alimentar al mundo?

Primero surgió la desmotadora de algodón en 1794. Ahora viene la semilla de algodón comestible en 2018. Lo primero revolucionó el sector textil. ¿Cambiará lo segundo la nutrición?



Una nueva variedad de planta de algodón que produce una abundancia de semillas comestibles acaba de obtener la aprobación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos para la agricultura comercial. Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas A&M encontró una manera de eliminar un elemento que hacía que la semilla de algodón fuera tóxica.

Si los agricultores terminan plantando la semilla ampliamente, podrían ayudar a satisfacer la necesidad de proteínas de más de la mitad de los 821 millones de personas hambrientas del mundo, según el científico principal Keerti Rathore.

Rathore es un discípulo del fallecido agrónomo Norman Borlaug, el “padre de la revolución agrícola” que ganó el premio Nobel de la Paz por desarrollar trigo resistente a las enfermedades que transformó la agricultura y ayudó a alimentar a millones de personas empobrecidas en todo el mundo.

Rathore creció en Rajasthan (India), en la década de 1960, y fue testigo directo de la desnutrición en la clínica rural de su padre y conoció el milagro de la “revolución agrícola” en la India. Rathore siguió a Borlaug a Texas A&M en 1995.

“Él fue quien me animó a continuar a pesar de todas las dificultades y la falta de fondos en los primeros tiempos de este proyecto”, dijo Rathore.

Los científicos de Texas A&M utilizaron herramientas biotecnológicas para producir una variedad de algodón con niveles mínimos de gosipol.

El gosipol es un compuesto natural que protege a las plantas de algodón de las plagas y enfermedades, pero que hace que sus semillas sean tóxicas.

Texas A&M plant biotechnologist Keerti Rathore examines a cotton seedling. (Lacey Roberts/Texas A&M)La semilla de algodón es en gran medida un subproducto residual de la cosecha del algodón. Los agricultores pueden triturar las semillas para producir aceite de semilla de algodón y utilizar las cáscaras como alimento para el ganado. Los estómagos de las vacas pueden procesar el gosipol con seguridad, pero los humanos y otros animales no.

“Eso es mucha proteína que no podemos utilizar directamente para la nutrición humana”, dijo Rathore.

La autorización del Departamento de Agricultura, que decidió que las semillas no tenían que ser reguladas, llegó después de 12 años de pruebas. Este nivel de gosipol aún debe cumplir con los requisitos de seguridad de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA). Luego, corresponderá a los agricultores estadounidenses cambiar las variedades de algodón existentes por esta.

“Nuestra meta es tener 5 millones de acres plantados en cinco años”, dijo Tom Wedegaertner, director de investigación y mercadeo de Cotton Inc, un grupo de la industria que financió parte de la investigación de Rathore.

Rathore indica que hay mucho interés de la India, China y algunos países africanos en la biotecnología de su equipo.

Algunos países prohíben el uso de cultivos y semillas modificados con las herramientas modernas de la biotecnología. Pero Rathore comentó: “Creo que es sólo cuestión de tiempo antes de que todos y cada uno de los países [lo] acepte”.

Publicado: 30 de octubre de 2018

Fuente: Share America

Atrás

También puede interesarte leer


´ Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior

DESCARGUE GRATIS