Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
13 SEPTIEMBRE

CAMBIO CLIMÁTICO

Conferencia sobre cambio climático en Bangkok termina en punto muerto

Conferencia sobre cambio climático en Bangkok termina en punto muerto

La conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre el cambio climático concluyó el pasado domingo en Bangkok. La reunión de seis días fracasó en su objetivo de completar los preparativos para llegar a un acuerdo en diciembre sobre las directrices para implementar el Acuerdo de París 2015.



Estados Unidos y Australia han sido acusados ​​de trabajar para frenar las negociaciones sobre un fondo de cambio climático de 100.000 millones de dólares anuales, lo que pone en peligro el Acuerdo de París.

La reunión de emergencia de los delegados climáticos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  en Bangkok terminó el domingo 9 de sptiembre con afirmaciones de que las conversaciones habían estado “cargadas de tensión”. Las cuestiones clave seguían “estancadas” y el futuro del Acuerdo de París estaba “al borde”, dijeron grupos climáticos.

La preocupación principal era cómo los países desarrollados proporcionarían $100 mil millones de dólares anuales prometidos y cuán transparentes deberían ser los países en el desarrollo e las acciones que estaban tomando.

El fondo de US$ 100 mil millones anuales se encuentra en el centro del Acuerdo de París y sigue siendo un obstáculo clave para el éxito en las históricas conversaciones programadas para Polonia en diciembre.

Se supone que la reunión de Polonia entregará un libro de reglas sobre cómo se implementará y monitoreará el Acuerdo de París. Sin un compromiso firme en materia de finanzas para los países en desarrollo, es poco probable que la reunión tenga éxito. Se esperaba que la reunión de seis días en Bangkok adoptara un texto completo que podría presentarse en la conferencia COP24 en Katowice, Polonia, dentro de tres meses.

La agitación ya se ha apoderado del organismo establecido para distribuir la financiación limitada que se había planteado hasta la fecha. La reunión del Fondo Verde para el Clima en julio se desintegró con acritud sobre quién debería controlar el dinero, lo que llevó a la renuncia del presidente australiano Howard Bamsey.

En Bangkok, los negociadores estadounidenses fueron acusados ​​por delegados africanos de “envenenar” las conversaciones a pesar de la intención declarada del presidente Donald Trump de retirarse del Acuerdo. Cualquier retiro formal de los Estados Unidos no se decidirá hasta noviembre del año próximo y, si se llevara a cabo, no entraría en vigencia hasta noviembre de 2020.

Mientras tanto, Estados Unidos ha dicho que continuará enviando un equipo de negociación a las reuniones de las Naciones Unidas. Durante las conversaciones de Bangkok, algunos países pidieron que Estados Unidos quedara al margen de las negociaciones. Sin embargo, sobre el tema de las finanzas, Estados Unidos no ha sido una voz solitaria.

La posición de los Estados Unidos sobre la financiación ha sido respaldada por Australia, Japón y la Unión Europea, países que serán llamados a pagar la factura. Los negociadores dijeron que una cuestión clave había sido si los préstamos podían contarse como parte de la promesa de financiación de US$ 100 mil millones de dólares anuales.

Las declaraciones hechas al final de las conversaciones de Bangkok señalaron que el progreso había sido “desigual”. Los grupos no gubernamentales criticaron las tácticas utilizadas por los países desarrollados.

“Financiar a los países en desarrollo para ayudarlos a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar a las comunidades pobres vulnerables a los choques climáticos extremos sigue siendo un problema crítico y no resuelto”, dijo la analista de políticas de Oxfam, Tracy Carty.

Los países desarrollados y ricos “liderados por Estados Unidos e incluyendo países como Australia, Japón e incluso la Unión Europea” se negaron a mostrar claramente “cuánto dinero van a proporcionar y cómo se va a contar”, señaló Harjeet Singh, de Action Aid International.

Si permanecen atrapados en sus posiciones y no logran aflojar sus bolsillos, este tratado puede colapsar. “El progreso de la negociación se ha desacelerado, dejando el trabajo pesado para conferencia de Polonia”, apunta un comunicado de Greenpeace.

El Acuerdo de París, alcanzado en 2015, tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global a menos de dos grados centígrados y, por debajo de los 1,5º C, si es posible antes de fin de siglo. No alcanzar este objetivo podría traducirse en una serie de problemáticas globales con un impacto económico mayor, apuntan algunos especialistas.

Con información de The Australian.

Publicado: 13 de septiembre de 2018

Fuente: SkyAlert

Atrás

También puede interesarte leer


´ Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior

DESCARGUE GRATIS