10 JULIO

HISTORIAS INSPIRADORAS

Premio Nobel pide una campaña de educación contra las mentiras sobre los OGM

Premio Nobel pide una campaña de educación contra las mentiras sobre los OGM

Sir Richard J. Roberts, uno de los dos ganadores del Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1993, ha pedido una fuerte acción del gobierno en el lanzamiento de una campaña educativa contra las mentiras sobre los organismos genéticamente modificados (OGM).



En una reciente entrevista por correo electrónico con Xinhua, Roberts, quien encabezó el esfuerzo, dijo que desde que se publicó a fines de junio de 2016 una carta redactada en apoyo a la tecnología de los OGM y firmada por más de 100 galardonados con el Premio Nobel, indicó que "varios de los los grupos  anti-OGM, incluido Greenpeace, son un poco menos activos de lo que eran. Cada vez vemos menos comentarios mordaces a medida que se lanzan más productos de OGM".

El número de premios Nobel que firmaron la carta aumentó de menos de 110 a fines de junio de 2016 a 133 dos años después.

Una fuerza para bien

Los partidarios de los OGM como el Arroz Dorado, que contiene genes de maíz y una bacteria, destinado a combatir la deficiencia de vitamina A (VAD), argumentan que son vehículos de bajo costo y alta eficiencia para las personas, especialmente en las regiones subdesarrolladas.

El Arroz Dorado "tiene el potencial de reducir o eliminar gran parte de la muerte y las enfermedades causadas por una deficiencia de vitamina A, que tiene el mayor impacto en las personas más pobres de África y el sudeste de Asia", dijo la carta, que también hizo un llamado a Greenpeace para revertir su posición largamente sostenida contra los OGM.

Según la carta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 250 millones de personas sufren de DAV, incluido el 40% de los niños menores de cinco años en el mundo en desarrollo.

Según las estadísticas de UNICEF (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), anualmente se producen entre 1 y 2 millones de muertes prevenibles como resultado del VAD, porque compromete el sistema inmunitario y pone en riesgo a bebés y niños. La DVA en sí es la principal causa de ceguera infantil que afecta a nivel mundial entre 250.000 y 500.000 niños cada año. La mitad muere dentro de los 12 meses de haber perdido la vista.

Sin embargo, a pesar de la carta de los mejores científicos del mundo hace dos años, solo cuatro países han aprobado el arroz dorado hasta el día de hoy, con la última aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos en mayo. Antes de eso, Australia, Nueva Zelanda y Canadá le dieron los sellos de aprobación al Arroz Dorado.

Otro ejemplo es el maíz Bt modificado genéticamente, dijo Roberts a Xinhua, diciendo que "se necesita desesperadamente en países africanos como Zimbabwe y gran parte del África subsahariana para luchar contra la destrucción causada por el gusano del barrenador de otoño".

Una seguridad de consenso 

El hecho de que pocos países hayan aprobado OGM y que los ciudadanos de todo el mundo sospechen en gran medida de los OGM contrasta con el consenso de la comunidad científica internacional.

"Las agencias científicas y reguladoras de todo el mundo han encontrado repetidas y consistentemente que los cultivos y alimentos mejorados a través de la biotecnología son tan seguros como, si no más seguros, que los derivados de cualquier otro método de producción. Nunca ha habido un solo caso confirmado de salud negativa resultado para los humanos o los animales de su consumo. Se ha demostrado repetidamente que sus impactos ambientales son menos dañinos para el medio ambiente y una gran ayuda para la biodiversidad mundial ", dijo la carta.

La Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS), la sociedad científica general más grande del mundo y editora de la conocida revista Science, una vez resumió en una declaración sobre el etiquetado de OGM que "la ciencia es bastante clara: la mejora de cultivos por parte de los modernas técnicas moleculares de la biotecnología son seguras".

"La Organización Mundial de la Salud, la Asociación Médica Estadounidense, la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., La Real Sociedad Británica y cualquier otra organización respetada que haya examinado la evidencia han llegado a la misma conclusión: consumir alimentos que contienen ingredientes derivados de cultivos transgénicos es más riesgoso que consumir los mismos alimentos que contienen ingredientes de plantas de cultivo modificadas por técnicas convencionales de mejora de plantas", agregó la declaración de la AAAS.

Parte del problema es que el público todavía tiene que estar de acuerdo y al día con el amplio consenso de los científicos. Roberts dijo a Xinhua, es "que todavía no estamos educando al público (o los políticos) adecuadamente y muchos de los científicos de plantas todavía se sienten intimidados por los activistas anti-OGM, lo que hace que no respondan a muchos artículos incorrectos que aparecen".

"Además, diría que debido a que los grupos anti-OGM tienen dinero para publicidad, lo que los grupos pro-OGM no tienen, los anti tienen una ventaja financiera al difundir su mensaje", agregó Roberts.

Una necesidad de educación

Con un pobre conocimiento y falta de comprensión de los OGM, la educación basada en hechos y basada en la ciencia se considera clave para influir en la opinión pública.

"La oposición basada en la emoción y el dogma contradicho por los datos debe ser detenida", decía la carta.

Mark Lynas, un escritor científico profesional, solía ser un activista experimentado y abierto en contra de los transgénicos.

La semana pasada, Lynas publicó su libro "Confesión de un activista anti-OGM" en el Wall Street Journal, reconociendo que "los cultivos genéticamente modificados han sido vilipendiados y prohibidos, pero la ciencia es clara: son perfectamente seguros. Y lo que es más, el el mundo los necesita desesperadamente".

"Me encantaría ver una campaña educativa iniciada en la televisión y en los periódicos que señala específicamente las mentiras que los activistas dicen y promueve los éxitos de los OGM", dijo Roberts a Xinhua.

"Este es un tema donde la fuerte acción gubernamental será útil para las personas, especialmente los pobres. Como principio, el arroz dorado debería aprobarse lo antes posible. Los pequeños agricultores deberían ser alentados y capacitados para cultivar OGM para mejorar su productividad y de ahí su sustento", señaló Roberts.

Traducción: Cecilia González P.

Publicado: 10 de julio de 2018

Fuente: China.org

Atrás

También puede interesarte leer


´

DESCARGUE GRATIS