Comex.bo - la herramienta primordial en Comercio Exterior
03 JULIO

AGROCIFRAS

Brasil es responsable del 26 % del área plantada con transgénicos en el mundo, apunta estudio inédito

Brasil es responsable del 26 % del área plantada con transgénicos en el mundo, apunta estudio inédito

Brasil cultivó 50,2 millones de hectáreas (ha) con cultivos transgénicos en 2017, un crecimiento del 2 % en relación a 2016 o el equivalente a 1,1 millón de hectáreas.



Los datos proceden del Servicio Internacional para Agri informe de la Adquisición (ISAAA) publicado el martes, 26 de junio. El estudio analiza los beneficios sociales, ambientales y económicos de la adopción global de la biotecnología en la agricultura.

Según el director ejecutivo del Consejo de Información sobre Biotecnología (CIB), Adriana Brondani, el impacto positivo en el país son proporcionales a la adopción significativa. "Productores brasileños vieron en esta tecnología una aliada para controlar insectos, plantas dañinas y, consecuentemente, aumentar la productividad y preservar el medio ambiente". Para ella, esa combinación de viabilidad económica y responsabilidad ambiental es uno de los principales motivos de la rápida adopción de esta tecnología en Brasil.

Los 50 millones de hectáreas brasileñas representan el 26 % de todo el cultivo global de biotecnología y están divididos en cultivos de soja, maíz y algodón, siendo:

  • 33,7 millones de hectáreas (ha) plantadas con la oleaginosa,
  • 15,6 millones de ha con maíz (cosechas de verano e invierno) y
  • 940 mil ha con algodón.

La tasa de adopción, considerando estos tres cultivos, fue del 94 %.

Adopción de transgénicos en el mundo

De acuerdo con el informe, en 2017, más de 17 millones de agricultores, la mayoría de ellos pequeños productores, en 24 países, cultivaron 189,8 millones de hectáreas de cultivos transgénicos, un aumento del 3 % con respecto a 2016. El país que lidera la adopción de transgénicos en el mundo sigue siendo Estados Unidos, con 75 millones de hectáreas plantadas. Brasil viene en la secuencia, seguido de:

  • Argentina (23,6 mi/ha)
  • Canadá (13,1 mi/ha)
  • Índia (11,4 mi/ha)

Estos cinco países responden por el 91,3 % del área plantada con semillas transgénicas. Otros 19 países, en todos los continentes, incluso en Europa, fueron los responsables del cultivo de los otros 16,5 millones de hectáreas, el equivalente al 8,7 % del total.

Los países en desarrollo como India, Pakistán, Brasil, Bolivia, Sudán, México, Colombia, Vietnam, Honduras y Bangladesh aumentaron el área plantada con esa tecnología. Este aumento permite a los agricultores acceder a herramientas que modernizan la agricultura y, por consiguiente, protegen el medio ambiente y mejoran la calidad de vida en el campo. "Los cultivos transgénicos ofrecen grandes beneficios al medio ambiente ya la salud de humanos y animales, además de contribuir a la mejora de las condiciones socioeconómicas de los agricultores y de la población", afirma Paul S. Teng, presidente del ISAAA.

Transgénicos preservan el medio ambiente

El levantamiento muestra también que, junto con el récord de 189,8 millones de hectáreas de cultivos transgénicos cultivados globalmente, la expansión continua de la adopción de la biotecnología ofrece la posibilidad de minimizar impactos ambientales. Es el caso, por ejemplo, de las emisiones de carbono, 27 millones de toneladas se ahorraron en 2016, el equivalente a la retirada de 16,7 millones de coches de las calles al año.

Este dato, obtenido por la consultora PG Economics, consta en el estudio del ISAAA. "Los productos agrícolas desarrollados por biotecnología -incluyendo patatas y manzanas genéticamente modificadas para ofrecer beneficios para el consumidor -diversifican cada vez más las técnicas de obtención de esos productos, así como sus impactos positivos potenciales y reales", explica el economista especialista en agricultura responsable información, Graham Brookes. Este es un esfuerzo mundial para hacer la agricultura cada vez más moderna y sostenible.

Para acceder al estudio completo, visite aquí.

Traducción Cecilia González

Publicado: 03 de julio de 2018

Fuente: CIB

Atrás

También puede interesarte leer


´