10 ABRIL

HISTORIAS INSPIRADORAS

Los científicos deben comunicarse con valentía, insta periodista ugandesa cuando ve cultivos GM por primera vez

Los científicos deben comunicarse con valentía, insta periodista ugandesa cuando ve cultivos GM por primera vez

Los miembros de las redes de la Asociación de Periodistas Científicos de Uganda (USJA) tuvieron la oportunidad de capacitarse en informes de biotecnología y ver por primera vez un cultivo genéticamente modificado (maíz) que logró enfrentarse a la devastadora fuerza de las plagas.



"No vi ninguna diferencia física aparte de la planta de maíz que se vea mucho más saludable que el maíz no modificado genéticamente que se plantó junto a ella", dijo Irene Abalo, presidenta de la Red de Periodistas Científicos del Norte de Uganda (NUSJOURN).

"Creo que los científicos deben salir audazmente y defender su trabajo en lugar de dejar que políticos o activistas divulguen la información sobre su trabajo. Esas personas podrían tener intereses creados contrarios a la seguridad alimentaria o salvar al mundo del hambre", agregó.

La capacitación de dos días, facilitada por el Instituto Nacional de Investigación de Recursos de Cultivos (NaCRRI) y la Alianza para la Ciencia de Cornell se llevó a cabo en Namulonge, el hogar de NaCRRI, a unos 30 Km al noreste de Kampala.

USJA el 2016, con el apoyo de Internews, lanzó tres redes regionales de periodistas científicos para promover la comprensión de temas clave en la ciencia para todos los ugandeses a través del periodismo científico y la comunicación científica. Estas redes incluyen la Red de Periodistas Científicos del Este de Uganda (EUSJOURN), NUSJOURN y la Red de Periodistas Científicos del Oeste de Uganda (WUSJOURN). Tres periodistas fueron seleccionados para el viaje de Namulonge de cada una de las redes para unirse a otros pocos de la región central.

Los cultivos genéticamente modificados se han desarrollado utilizando herramientas científicas modernas para, entre otras, tolerar la sequía y resistir plagas y enfermedades, algunos de los factores clave que afectan negativamente la productividad agrícola de Uganda y África. Aunque existe un consenso científico de que los cultivos genéticamente modificados son seguros, Uganda todavía no ha lanzado para la agricultura y el consumo los cultivos GM que ha probado con éxito, incluidos los plátanos, la mandioca, el maíz y las papas "irlandesas".

Los científicos de Uganda condenaron el ping-pong político que rodea el desarrollo de una ley que habilite su uso y que es necesaria para la liberación de los cultivos transgénicos de los campos confinados detrás de las puertas de las instituciones de investigación.

El Parlamento aprobó en diciembre de 2017 el Proyecto de Ley de Biotecnología y Bioseguridad de 2012, en la Ley de Bioseguridad de 2017, pero el Presidente Yoweri Museveni aún no lo ha aprobado. Posteriormente, devolvió el proyecto de ley al Parlamento solicitando una aclaración sobre algunos asuntos, incluido el título de la ley, cuya clarificación se ha realizado según los informes.

El Dr. Godfrey Asea, el Director de NaCRRI y también el coordinador del país de Uganda para el proyecto WEMA (Water Efficient Maize for Africa), bajo el cual se están desarrollando estas variedades GM, dijo que si se eliminaban los obstáculos legales, su equipo podría para dar a los agricultores variedades de maíz tolerantes a la sequía, así como resistentes a los barrenadores del tallo y al gusano cogollero en un año o dos. WEMA está activo en cinco países africanos, entre ellos Uganda, Kenia, Tanzania, Mozambique y Sudáfrica, coordinado por la African Agricultural Technology Foundation (AATF).

El Dr. Asea observó que "NaCRRI atesora la asociación con los medios" antes de guiar a los periodistas a través de un recorrido donde el cultivo GM ha demostrado un tremendo éxito contra el barrenador del tallo del maíz y el gusano cogollero con una eficiencia del 100% y 70% respectivamente - esto es además de que el maíz sea tolerante a la sequía. El barrenador del tallo puede destruir un cultivo hasta en un 80%, mientras que el gusano cogollero puede destruir toda la plantación.

Informe de William Odinga Balikuddembe

Traducción Cecilia González P.

Publicado: 10 de abril de 2018

Fuente: Uganda Science Journalist Association

Atrás